Rodrigo Vascone

Mi experiencia como estudiante fue compleja pero reconfortante, debido a que congelé la carrera y la retomé 10 años después. Fue complicado volver a la disciplina de las clases, pero  tuve la fortuna de contar con excelentes compañeros que me ayudaron, apoyaron y fueron parte de mi título sin lugar a dudas. La Escuela de Ingeniería de Transporte de la PUCV es sinónimo de respeto y renombre a nivel nacional, por lo que tener un título de esta Unidad Académica es un respaldo al momento de enfrentarse al mundo laboral. Actualmente, trabajo en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, donde estoy a cargo del servicio de buses Curauma-Agronomía, de los vehículos institucionales y la mantención del transporte de la Universidad.

Eduardo Pavez

Mi paso por la Escuela de Ingeniería de Transporte de la PUCV fue algo muy gratificante. El compartir con docentes, secretarias y compañeros fue una excelente experiencia, que me entregó una nueva forma de enfrentarme al mundo laboral. Yo había estudiado antes en la Escuela Naval y trabajaba como marino mercante cuando comencé a estudiar en la PUCV. La perseverancia y el esfuerzo fueron un sello que la Escuela de Ingeniería de Transporte me reforzó cada año.

Actualmente, estoy viviendo en Chiloé donde me desempeño como Jefe de la Unidad Técnico Pedagógica del Instituto del Mar “Capitán Williams”, allí tengo a cargo cinco especialidades, entre las que se encuentra Tripulación de Naves Mercantes, disciplina en la que puedo unir mis dos carreras.

Romina González Díaz

Estudiar en la Escuela de Ingeniería de Transporte de la PUCV fue una excelente elección, dentro de esta se crea un entorno de colaboración que permiten formar un grato ambiente universitario y  lazos de compañerismo que perduran en el tiempo luego de egresar. En lo académico, existen instancias para acercarse a los docentes, resolver dudas y generar un aprendizaje completo. Tener el aprendizaje de esta escuela, hizo que mi formación como profesional fuera integral, ya sea por la variedad de conocimientos en distintas áreas de la ingeniería, como por la forma que tienen de enseñar que promueve el trabajo en equipo, el debate constructivo y la colaboración entre los pares, lo que facilita el desarrollo de tarea multidisciplinares. Actualmente, trabajo como Analista de Demanda en el departamento de Marketing y Ventas de Metro Valparaíso.

María José Herrera

Para mí, estudiar en la Escuela de Ingeniería de Transporte de la PUCV fue una buena experiencia, ya que se fomenta mucho la relación con los pares y se genera una gran confianza con los profesores. Por otra parte, aprendí a trabajar en equipo, lo que fortalece el desarrollo profesional, porque proporciona herramientas como la tolerancia, paciencia y dinamismo. Este es un aprendizaje muy valioso, debido a que al ingresar a trabajar se enfrenta el clima laboral de mejor manera. Entré a trabajar a la naviera Mediterranean Shipping Company el 2013 como asistente del área de transbordos del área de operaciones. Luego,  el 2014 me ascendieron a supervisora del área de transbordos. El 2016 me cambié a Medlog (área logística de MSC) donde ejerzo como Ingeniero en Proyecto.

Joan Collao

Mi paso por la escuela de Ingeniería de Transporte de la PUCv fue una experiencia muy enriquecedora, debido a que podíamos aprender mucho y estudiábamos harto, pero lo pasábamos muy bien, también.  El paso por la Escuela me ayudó a desarrollar una buena capacidad analítica, la que creo que es el sello diferenciador de los profesionales de la Escuela de Ingeniería de Transporte. Actualmente, me desempeño como Jefe de Transporte de Mercado Nacional en Viña Concha y Toro.