Celeste Diaz Riveros

“Los 5 años que pasé en la Escuela de Ingeniería de Transporte ha sido la base, que me ha entregado las herramientas y seguridad que se necesitan para desenvolverse con mayor confianza en el ámbito laboral.”

Sin duda  recuerdo mi paso por la Escuela como una de las mejores experiencias de mi vida, no tan sólo por ser el lugar donde me forme como profesional, sino también  por las grandes personas que conocí en el proceso y las amistades que construí, las cuales mantengo hasta el día de hoy.

Uno de los sellos que nos caracteriza como Escuela es que somos especialistas en el área de transporte, integrando todos los modos y sus combinaciones, a diferencia de otras carreras que se especializan en un sólo medio. Sumado a ello, creo que provenir de una Universidad tradicional, sin duda te abre muchas puertas y oportunidades a la hora de enfrentar el mundo laboral.

Durante el año 2015 estuve trabajando para la Concesionaria del aeropuerto AMB de Santiago. Allí me desempeñe en el departamento comercial, específicamente en el área de los negocios aeroportuarios, donde estuve a cargo de la evaluación y ejecución de proyectos dentro del aeropuerto, enfocándome en aquellos que tuvieran relación con el sector de carga internacional, servicios logísticos a terceros, líneas aéreas, ground handling, catering y transporte, para este último implementamos medidas que facilitaran la conectividad de los pasajeros, desde y hacia el aeropuerto mediante el uso de taxis, buses y minibuses.

Tras 9 meses trabajando en la empresa, en Noviembre de 2015 decidí emprender un nuevo desafío y viajar a Nueva Zelanda con una Visa de Working Holiday, ya han pasado 4 meses y durante el corto tiempo que he pasado aquí, puedo decir que ha sido una experiencia súper enriquecedora… siempre tuve la idea de vivir en el extranjero, en una sociedad distinta a la ya acostumbrada y mejorar mi inglés, todo esto también pensando en el futuro y el día de mañana cuando vuelva a Chile tener muchas más oportunidades.

 

Celeste Diaz Riveros
Actualmente estudiando en Nueva Zelanda

Eduardo Lagos

“El sello característico que nos entrega la escuela es la convicción del “querer es poder”, ya que las herramientas que nos entrega en los 5 años son muy valoradas por los pares en el trabajo”.

Mi experiencia como estudiante de Ingeniería de Transporte PUCV se puede catalogar como excelente y muy bien aprovechada, ya que tuve la oportunidad de realizar un semestre en el extranjero, pertenecí al centro de alumnos y pude poner en práctica mis conocimientos siendo ayudante de algunas asignaturas. Definitivamente estudiar en la PUCV fue una decisión acertada para mi formación profesional.

Además de la perseverancia y motivación por ser un aporte en el mercado, junto con las herramientas técnicas para desempeñarse en cualquier rama de la Ingeniería de Transporte.

Eduardo Lagos

Analista nacional y Responsable de la operación Santiago del Área Logística de Empresas Ariztía, en el departamento de Transporte.

Roy Lara

“Sin dudas, puedo afirmar que soy privilegiado de haber tenido desde un comienzo las cosas claras al momento de postular y finalizar el proceso de mi formación en mi Escuela de Ingeniería de Transporte PUCV”.

Mi experiencia como estudiante en la Escuela fue tremendamente especial, ya que tuve que adaptarme a una nueva ciudad, y a un nivel de exigencia distinto y por sobre todo conmigo mismo. Muchas veces, por  inseguridad y métodos de estudios no adecuados, sentí que era mejor renunciar. Sin embargo, me sobrepuse a todo ello y pude ver las diferentes realidades que se viven en la escuela, y en toda(s) la(s) universidad(es) [en general], lo que te hace recapacitar, armarte de ánimo adicional y permanecer firme ante todo.

Tuve el privilegio de servir junto con otros compañeros en el Centro de Estudiantes de mi carrera durante dos periodos [2011 y 2012], además de apoyar a la Encargada de Extensión y Difusión de la escuela (actualmente Directora).

Somos una carrera transversal en nuestra área y contamos con muchos colegas desempeñando labores en diferentes rubros y desafíos. Personalmente, mi experiencia laboral siempre estuvo ligada al área de los  servicios portuarios, pero cuando tu experiencia puede vincularse con otros sectores de la economía, siempre tendrás más oportunidades en las que desempeñarte y así  mantener un constante  proceso de aprendizaje. La transversalidad y la capacidad de adaptación son dos de las características inculcadas por la Escuela que destaco.

Roy Lara

Encargado de Comercio Exterior en la Dirección de Logística Internacional de Codelco División Chuquicamata.

Carla Villavicencio

“La visión humana es el sello de la PUCV, mientras que la visión integral de “sistema = equipo” es propia de la Carrera de Ingeniería de Transporte”.

Mi meta (primera de muchas otras) era ser Ingeniero de Transporte y lo logré. Como experiencia puedo decir que el conocimiento que adquirí uno lo comprende y comparte cuando trabaja, ya que el verdadero aprendizaje está en el modo de enfrentar las situaciones complejas y superarlas, y la recompensa está en la satisfacción personal de alcanzar tus metas. Sin metas, no hay motivación.

Por otra parte, conocer gente, compartir con los compañeros, vivir con ellos momentos entretenidos, complicados… descubrir otras realidades, ayudar y ser ayudado, formar vínculos… eso es aprender también y nos ayuda a descubrirnos y formarnos como personas.

El hecho de estudiar en una universidad tradicional con tanto prestigio abre puertas, y el sello fundamental que hoy en día las compañías buscan, además del conocimiento adquirido, son las habilidades blandas desarrolladas y potenciadas por la Universidad tales como; el compañerismo, ser buen líder, capacidad de investigación, trabajo bajo presión, cuestionar situaciones, el efectuar un buen trabajo en equipo y la capacidad de interactuar positivamente con las personas en sus distintos puestos de trabajo, desde operadores hasta la gerencia.

Carla Villavicencio

Ingeniero Analista Junior del Área de Control de Gestión, Gerencia de Administración y Finanzas de Puerto Ventanas S.A.