Titulados y académicos de la Escuela de Ingeniería de Transporte celebraron en la cena de Ex alumnos en Santiago

Como todos los años, la instancia se ha convertido en un punto de encuentro entre egresados y los docentes que los han visto crecer como profesionales.

El Restaurant Cadaqués, ubicado en la comuna de Providencia, fue el lugar escogido para que ex alumnos de las diferentes generaciones de la carrera de Ingeniería de Transporte de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso tuvieran una noche llena de recuerdos y anécdotas. El viernes 19 de agosto se celebró la Cena de Ex Alumnos de Santiago, ocasión que busca reunir a titulados de la carrera que residan en la capital del país con ex compañeros y profesores de la Escuela.

Este año fueron cerca de 20 personas las que se reunieron en el restaurante de Providencia para participar de esta tradicional cena, que en esta versión, quiso trasladarse a Santiago para potenciar el vínculo con quienes ya salieron de la quinta región. “Es muy buena iniciativa,  ya que existe poco tiempo para juntarse. Y ahí es muy grato, ya que nos recordamos viejos tiempo y nos juntamos tanto profesores como alumnos”, señaló Elizabeth Ortega, asistente a la cena.

Los docentes de la Escuela de Ingeniería de Transporte de la PUCV que compartieron con los titulados residentes en Santiago, fueron: La directora de la institución, Cecilia Montt; Alejandra Valencia, Jefa de Docencia; Armando Guamaschelli, Profesor de la carrera y Carolina López, quien es coordinadora del Magister en Gestión y Formación Continua. “Nos llena de alegría poder re-encontrarnos con alumnos que vimos pasar tantos años por las salas de Ingeniería de Transporte y que hoy están convertidos en excelentes profesionales del transporte”, comentó la Directora Cecilia Montt.

El evento fue calificado positivamente por los asistentes, quienes disfrutaron de la comida y la buena compañía. “El hecho de reencontrarme con profesionales y profesores de la carrera me hace sentir que fui y soy parte de una gran institución. La cena fue grata y cumplió con las expectativas”, contó Andrés Bórquez,  asistente al evento. El recuerdo de gratos momentos fue la tónica para una noche que quedará en la memoria de los invitados, que ya esperan la nueva versión de esta Cena de Ex Alumnos de la Escuela de Ingeniería de Transportes de la PUCV.

PRISCILA SETZ

Fui afortunada durante mis años de estudiante en la Escuela de Ingeniería de Transporte de la PUCV, ya que  no solamente tuve la oportunidad de estudiar, sino también de participar y aportar de otra forma. En el año 2005 fui parte del Centro de Alumnos, donde tuve la oportunidad de desarrollar actividades tales como, apoyar la organización del Congreso chileno de Transporte de ese año. Siendo alumna también fui ayudante de las asignaturas de “Introducción a la ingeniería de transporte” y “Gestión de transporte urbano”, lo que me permitió explorar en el área de la docencia. Estudiar en un lugar donde se sentía el compañerismo más que la competencia, me ayudó a aprender la importancia del trabajo en equipo. Creo que nos caracterizamos por ser más que ingenieros de papel, estamos preparados para entregar soluciones a grandes complicaciones. Sabemos que los problemas de movilidad se resuelven en terreno, conociendo el negocio y aprendiendo de quienes llevan años en el rubro del transporte. Estos aprendizajes me han servido para desempeñarme en el mundo laboral, actualmente, soy jefa de Análisis de Negocios en Cityplanning, donde lidero un equipo multidisciplinario que genera soluciones de analítica  y minería de datos para nuestros clientes de empresas de transporte público y privado.

MAXIMILIANO RAPOSO PACHECO

Mi nombre es Maximiliano Raposo y decidí cursar el Magister de Ingeniería de Transporte en la Escuela de Ingeniería de Transporte de la PUCV. Actualmente, trabajo en el Área de Adquisición y abastecimiento de Vestuario y Equipo de Carabineros de Chile, departamento dependiente de la Dirección Nacional de Logística, por lo que llegó un punto en que sentí la necesidad de obtener nuevos conocimientos profesionales para mejorar mi trabajo, de esta manera llegué a la Escuela de Ingeniería de Transporte y me pareció una gran institución. La Escuela me entregó conocimientos fundamentales para el efectivo ejercicio profesional en el Área de Logística y Transporte, reafirmando y entregando nuevas herramientas que mejoraron mi calidad profesional. Al estudiar ahí, me pude dar cuenta de la calidad y prestigio que caracterizan a la PUCV.

ESTUDIANTES DEL MAGISTER DE INGENIERÍA DE TRANSPORTE DE LA PUCV RINDIERON EXAMEN DE GRADO

Dos alumnos de posgrado expusieron con éxito frente a la comisión y se convirtieron en los nuevos especialistas en transporte del país.

Era la mañana del jueves 01 de septiembre y para Bárbara Donoso y Kasmir Lattut no era un inicio de septiembre cualquiera. Este día rendirían el examen de grado del Magister en Ingeniería de Transporte que pone fin a un proceso que viven hace dos años en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Bárbara fue la primera en enfrentarse a la comisión. Ella defendió su trabajo “Mejoras de la Cadena de Consolidación de la madera y sus productos en la exportación desde Chile a Estados Unidos”.  Una vez finalizada su exposición, los académicos observantes procedieron a evaluar, otorgando a Bárbara el grado de Magíster. “Fueron dos años de sacrificio de días viernes y sábado, yo soy de Santiago, así que fue bastante el sacrificio que tuve que hacer, pero valió absolutamente la pena”, contó Bárbara.

La profesional, ingresó a estudiar el Magister por una motivación personal, pero luego se convirtió en una herramienta que le otorgó movilidad laboral. Además, la recién graduada señaló que el plan de estudios le pareció, “muy interesante, sobre todo por los distintos ámbitos que se estudiaron, fueron muy enriquecedores a nivel profesional. La Escuela de Ingeniería de Transporte de la PUCV me pareció muy buena, también, Yo hice el pregrado en otra universidad de Santiago y la verdad es que estoy muy contenta y orgullosa de haber hecho mi posgrado acá”.

La misma dinámica fue la que siguió Kasmir Lattut, el segundo alumno del Magister de Ingeniería de Transporte de la PUCV en rendir el examen de grado el pasado 01 de septiembre. Después de la presentación de su compañera, Kasmir ingresó a exponer frente a la comisión de académicos, quienes le otorgaron el grado una vez finalizada la defensa de su trabajo: “Implementación del software operativo Navy en TPS”.

Para Kasmir, el haber cursado esta especialización fue “una gran experiencia, un trabajo largo y arduo, pero bastante satisfactorio”. Por otra parte, comentó que  la motivación que tuvo para ingresar a estudiar fue renovar sus competencias para tener una mejor posición dentro de su lugar de trabajo.

Kasmir es ex alumno de la Escuela, por lo que no dudó en realizar su Magister en la misma casa de estudios. “Ya conocía la Escuela de Ingeniería de Transporte y sabía lo que me podía ofrecer”, comentó el recién graduado.

El Magister en Ingeniería de transporte es un programa de posgrado enfocado a profesionales que se desempeñen en actividades del sector del transporte. Sus graduados, podrán adquirir y actualizar sus conocimientos en torno al rubro, lo que les permitirá dirigir, coordinar y gestionar con rigurosidad acciones profesionales, ya sea el ámbito público o privado. Para obtener más información acerca de esta oferta académica, ingresar a: http://bit.ly/2ciGFoT

AMANDA, LA PRIMERA ALUMNA DE INTERCAMBIO QUE DECIDE PARTICIPAR EN EL MAGISTER EN INGENIERÍA DE TRANSPORTE, CUENTA SU EXPERIENCIA EN LAS SALAS DE ITRA

Li Yu es su verdadero nombre, pero un profesor la llamó Amanda y le gustó. Así la conocen, cariñosamente, sus compañeros y docentes de la Escuela de Ingeniería de Transporte de la PUCV.

Mi nombre real es LiYu pero la pronunciación “yu” no existe en español, y gradualmente me di cuenta que hay dos casos: la gente no empezaría una conversación conmigo porque no puede pronunciarlo, o me llama “iu” o chinita -que no me molesta nada-. Un profesor me dio el nombre Amanda, me gustó, y lo adopté”. Relata la estudiante china que se encuentra de intercambio en la Escuela de Ingeniería de Transporte de la PUCV.

Amanda, llegó a Chile por el programa Supply Chain and Logistics en RMIT (Australia) y, durante un semestre realiza el curso de logística en las salas de ITRA. Para la estudiante asiática, haber llegado a la PUCV ha significado encontrar una red de apoyo importante para desenvolverse en un país con una cultura tan diferente a la suya. “Cuando llegué no pude entender el acento ni muchos temas chilenos, pero por fortuna conocí a mis profesores y compañeros, que siempre me ayudan. Los profesores me guían paso a paso con sus propios métodos, me preguntan si puedo seguir, y junto con mis compañeros me impulsan a discutir los temas”, comenta la estudiante.

En tan sólo dos meses de estadía, Li Yu o Amanda, como le gusta llamarse en Chile, se ha dado cuenta del aporte que el entorno de la Escuela de Ingeniería de Transporte ha generado en su vida como estudiante de intercambio. “Me di cuenta gradualmente como mis compañeros y profesores me ayudaron a cambiar, de estar perdida en la clases a participar de forma activa en discusiones sobre las diferencias culturales y de compartir mis experiencias en español imperfecto a ser capaz de aportar en un paper en clase”.

Li Yu, además está ralizando una práctica profesional en Nestle y aprovechando al máximo su experiencia de movilidad estudiantil en este país tan lejano para ella y sus tradiciones, que según sus propias palabras, cambió su vida para siempre.