JOANNA BASTIAS

Joanna Bastías

Pasar por la Escuela fue una buena experiencia. Creo que fuimos afortunados, porque éramos pocos alumnos en un espacio pequeño, lo que hizo que estrecháramos los lazos sociales y nos ayudáramos en el ámbito académico. El sello que entrega la Escuela de Ingeniería de Transporte de la PUCV es formar profesionales únicos, porque se enseña la carrera con una mirada muy amplia, lo que nos da la posibilidad de explorar muchas áreas. Además, nos entregaron valores de liderazgo y compromiso social. Actualmente, trabajo en la Municipalidad de Valparaíso, llevo años especializada en el área de tránsito y con esa experiencia llegué al municipio a ocuparme del área de ingeniería de tránsito.