sp9

Eduardo Baeza Guzmán, Escuela de Ingeniería de Transporte PUCV

El ex alumno y profesor de la Escuela de Ingeniería de Transportes de la PUCV, Eduardo Baeza fue entrevistado por la Revista Negocios Globales acerca del avance tecnológico y la innovación en la industria de los camiones. A continuación se presenta entrevista:

“Los fabricantes siempre buscan tecnologías  para una conducción eficiente, segura y económica”

La vertiginosa realidad del avance tecnológico y la innovación es protagonista en la industria automotriz desde los días de Henry Ford. Sin embargo, en la esfera del transporte, los ciclos de producto son más largos que en cualquier otro sector. Los diseños y tecnologías que estamos viendo hoy son la visión que tuvieron los diseñadores e ingenieros entre los años 2000 y 2005. Para conocer más, conversamos con Eduardo Baeza Guzmán, Académico de la Escuela de Ingeniería de Transporte de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

¿Qué mejoras están incorporando actualmente las marcas a sus camiones?
Los fabricantes de camiones contemplan la búsqueda constante de nuevas tecnologías para una conducción eficiente, segura y económica. En este sentido, encontraremos avances y mejoras en los diversos sistemas que integran el camión. Por ejemplo, en sistemas de transmisión, encontramos innovación en cajas de velocidades, como modelos de menor peso y con software incorporado, que permiten una conducción más sencilla y segura, quitando la preocupación del embrague al conductor. Otra iniciativa, es proveer modelos con mejores estándares de visibilidad, por lo que el concepto de “camión con visión directa” es lo que viene, e incrementaría el campo de visión al frente y hacia los lados hasta en un 50% en comparación con los diseños actuales. Adicionalmente, es evidente el avance mostrado en el diseño exterior de los camiones y tracto camiones. Buscando un mejor rendimiento energético, las cabinas de los modelos cuentan con una mayor superficie aerodinámica, lo que se traduce en un menor consumo de combustible.

Finalmente, una tecnología que me ha llamado la atención fue un sistema de monitoreo de fatiga llamada “Smart Cap”, una gorra (aunque también hay versiones de cintillo o de anteojos) que percibe los niveles de fatiga y somnolencia del usuario e informa en tiempo real al operador de la flota, permitiéndoles prevenir y disminuir accidentes.

¿Para qué los fabricantes buscan estas mejoras?
Para que la industria del transporte de carga, que son los clientes de los fabricantes de camiones, disminuya sus costos operativos, consiga mayor competitividad y aporte a una mejor eficiencia logística global. Asimismo, el mayor tiempo en ruta, provoca ineficiencia en los tiempos de entrega, de allí el surgimiento exponencial de sistemas de control de flota mediante tecnología GPS, para identificar las rutas óptimas más cercanas al destino o de un menor tiempo de viaje dado el flujo predominante. En lo concerniente al consumo de combustible, es preponderante mantenerlo controlado y minimizarlo, toda vez que constituye el 45% de la estructura de costos operativos de la industria. Claramente, influir en estos sistemas para evitar las externalidades negativas, significa un atractivo, tanto para los fabricantes de camiones, como para los usuarios y los actores económicos del sistema, incluyendo a las empresas de seguros.

¿Tienen ventajas y beneficios para la seguridad vial? Cualquier iniciativa al respecto aporta a disminuir los riesgos de accidentes en las vías y operaciones de transporte. Aquellas empresas de transporte que mantienen altos estándares de seguridad y control, presentan una ventaja sustancial respecto de aquellas que lo hacen sin tanta dedicación, o simplemente no lo contemplan.

En este aspecto, es importante el rol que deben cumplir las agrupaciones gremiales del sector, que resultan fundamentales para concientizar en los empresarios del rubro la necesidad de contar con conductores cada vez más profesionalizados y de un alto estándar de seguridad, confianza, competitividad y eficiencia.

¿Qué rol juega el conductor en la seguridad?

El conductor es la clave. En el 74,5% de los accidentes en Chile durante 2015, la causa es atribuible al conductor, ya sea por una imprudencia, presencia de alcohol, drogas, exceso de velocidad, etc.; por lo que, es de vital importancia influir en esta variable y que las autoridades sean implacables. En este sentido, la capacitación y entrenamiento también son esenciales. El someterse cada cierto tiempo a la certificación de competencias y habilidades para el desempeño de su profesión, debe ser una constante de su preocupación. Esto le permitirá contar con un factor diferenciador clave.

¿Están las empresas conscientes de la necesidad de invertir en estos nuevos modelos?
Sí, en su mayoría; pero toda decisión de compra pasa por su estrategia empresarial. Recordemos que en Chile existen más de 17.000 empresas de transporte, número que incluye desde Pymes que poseen dos camiones, hasta grandes flotas de equipos de última generación.

Es deseable que dentro de las legítimas aspiraciones de hacer crecer su participación en el mercado, este crecimiento deba ser sustentable. Cada día, las empresas chilenas de transporte de carga, aplican políticas en esta materia, tanto en el reclutamiento de nuevos conductores, como en el control del desempeño, haciendo auditorías e inspecciones al sistema completo, mediante herramientas de control de gestión y operaciones, con pautas de cotejo completísimas, que les permiten detectar falencias de seguridad, equipamiento y brechas de capacitación.

La industria logística necesita ser más eficiente y lograr mayor competitividad disminuyendo los costos logísticos. Además, los clientes, generadores de carga, así lo demandan, sobre todo en cargas de alto valor y/o peligro; estas exigen en sus licitaciones equipos adecuados y conductores certificados, entre otros requerimientos técnicos.

¿Cómo ve a futuro esta área con avances más modernos?
En mi opinión, la innovación y el ingenio del hombre no tienen límites. Creo que será absolutamente posible que los vehículos pesados puedan ser conducidos sin ser tripulados. Sin embargo, dadas las características del flujo de tráfico, las múltiples variables que inciden en el desplazamiento de un vehículo, la interacción de estos con diferentes componentes del sistema de flujo viales, la presencia del ser humano en los equipos sigue siendo muy necesaria. Soy un convencido de que el rol del conductor no podrá ser reemplazado por un software o un robot. La máquina más compleja y maravillosa es y seguirá siendo el ser humano.

Fuente: http://www.emb.cl